Alimentación para Cuerpo y Alma

$24.000

Este libro nos muestra su camino de autoconocimiento y el descubrimiento para que seas consciente y confíes en lo que la naturaleza nos ofrece.

Categoría:

Descripción

En estos seis años en que he enseñado a cocinar de manera saludable y acompañado procesos de cambios de hábitos a miles de personas, fui observando conductas que se repetían, como buscar en la alimentación soluciones a problemas de peso, alergias, intolerancias o como una vía para encausar un nuevo estilo de vida, más sano y consciente. Pero se topaban con un factor que les ponía obstáculos: la vida social. Y dentro de ella, las personas más cercanas resultaban ser las que más cuestionaban sus decisiones.

También sucedía que el entusiasmo por transformar los hábitos se exacerbaba al punto de eliminar todo lo anterior, evangelizando con lo aprendido y nuevamente el entorno se oponía, lo que les hacía desisitir, volviendo rápidamente a lo conocido.

Estas situaciones también me suceden a mi y al conectar con la misma frustración, fue despertando la empatía y las ganas de transformar este tipo de dificultades en aprendizajes.

Lo que me llevó a perseverar es este tema, fue darme cuenta de que existe una voluntad interna muy fuerte en todas las personas, pero que se debilita cuando nos comparamos. Detecté el miedo que nos provoca cambiar, porque el arraigo a lo conocido es una voz social que nos dice que pertenecemos a algo ideológico y que salir de ahí transgrede.

Me di cuenta de que nos gusta formar parte de un colectivo que toma decisiones en conjunto, que sigue dietas de otros, que come lo que compran los demás o lo que está en oferta, porque dejamos de escuchar lo que nuestro cuerpo nos pide.

Cuando vi mi cuerpo atrapado en una enfermedad autoinmune comprendí que estaba siguiendo un discurso mental y que había dejado de sentirme. Entonces decidí entrar en mi para llegar al origen y volver a empezar.

En este libro les comparto todo lo que encontré y las conexiones que se fueron dando, sin intentar entregar un método para replicar, sino compartiendo preguntas que fueron de gran ayuda para poder mirar la relación que mantenemos con nuestros hábitos alimenticios, que muchas veces es dependiente, adictiva y ni siquiera nos hemos dado cuenta.

Este camino que he ido recorriendo, en relación a tomar conciencia de quién soy y qué necesito, me va dando cada vez más libertad para decidir con qué quiero nutrirme, sin la dependencia de seguir una ideología que “me deje o no” hacer o comer algo en particular. Encontrar mi propia voz es una conquista que no logré sola, por eso la convierto en relato y los relatos, en recetas para ustedes.